1000 Mujeres, con la berajá de Guedolei Israel

La consigna fue llegar a reunir 1.000 mujeres en un mismo lugar y por la misma causa: Pedir por Deborah Claudia bat Gueula Nizha, una joven madre de varios chiquitos que necesita Refuá Shelemá.
Yo, personalmente estuve escribiendo y borrando, desde hace más de una semana, palabra tras palabra y no podía decidirme que mensaje dar. 
Porque ya no se trataba de mostrar gente reunida dentro y fuera del Templo Shaaré Tefilá, sito en Paso 733 C.A.B.A, sino dejar algo en los corazones de las lectoras.
De más está decir que las mujeres judías leen constantemente tehilim, dicen berajot y sacan jalá para pedir por la salud de otros judíos, pero esta fue una convocatoria distinta.
Por favor, miren bien el cartel: Se dice hora, día y lugar del encuentro pero no quien lo convoca. 
¿Se puede acaso incluir en un cartel todos los nombres de las personas que escribieron por email, por facebook, que llamaron por teléfono, que comentaron a sus conocidas, o aunque sea los nombres de las comunidades que se hicieron eco de este pedido?
Pero ¿Por qué concentrar mil mujeres en un lugar? 
Según me comentó una amiga, pude saber que Deborah Claudia, soñó con su abuelo y le preguntó por qué estaba pasando esto, y la respuesta fue estremecedora…“¡Falta de Tzniut!”. Por supuesto que no por ella, sino por las mujeres en general.
Los Rabanim Shmuel A. Levin Shlita y Rafael Freue Shlita disertaron sobre el tema a las aproximadamente mil ochocientas bnot de distintas edades.
En estos momentos en que la falta de recato está tomando no sólo las revistas, sino también la calle, debemos recordar que somos “Hijas del Rey, bnot Israel”, que debemos comportarnos como tales, ser el ejemplo, que debemos iluminar el mundo. 
Saber que podemos ser bonitas con una pollera del largo correcto o una blusa que no muestre nuestros codos.
Nuestro cabello puede ser hermoso, pero no necesitamos mostrarlo al mundo.
Debemos recordar que nuestra belleza está en nuestro interior y no en el exterior; que nuestra tefilá es lo más importante y que si nosotras nos preocupamos por los demás, seremos merecedoras de un mundo mejor. 
Del shamaim nos están enviando un llamado de atención. No pretendo hacer una revolución y que todas las mujeres adopten una forma de vestir especial; pero si cada una hace un pequeño esfuerzo, por mínimo que sea, ya habrá valido la pena.
Las pruebas que nos manda H shem, siempre están a nuestro alcance. A nadie se le pedirá más de lo que puede hacer, pero eso tan chiquito que está en sus posibilidades, que lo haga.
Quiera D”s Todopoderoso que tomemos conciencia del mérito que tenemos por ser Bnot Israel, Bnot haMelej y nos podamos sentir orgullosas de serlo.
Sea la voluntad de Boré Olam que entendamos el mensaje y que no haga falta que nos envíe otra prueba tan fuerte como esta para despertar nuestros corazones.
Para Deborah Claudia, una humilde tefilá: D”s Rey divino, sentado en las alturas, que mora en suprema santidad y también con el humilde y afligido para dar vida al espíritu de los abatidos y para reanimar el corazón de los afligidos. Que su gran compasión y amor nos colmen a nosotros y a todo el pueblo de Israel , de misericordia y piedad. Que envíe su ayuda salvadora y curación completa a Deborah Claudia bat Gueula Nizha , que se halla en su cama de enferma. Ella implora del Eterno, su D”s clemencia, favor, gracia, curación y restauración a la salud y a la vida.
Que el Rey de reyes con sus piedades la libre del mal, la salve y tenga compasión de ella. Restablezca su salud para la vida y la paz. AMÉN.