¡Un shiduj muy extraño?

Esto era un shiduj muy extraño que sorprendió a todo el mundo. Muchas buenas propuestas recibió la hija del rabino Baruj Mezivuv y todas fueran descartadas.Más cuando llego esta último la aceptó sin dudarlo.
El novio era de la ciudad de Zitomir, el hijo de un señor rico que no tenía muchos conocimientos de la Torá y este fue punto que desperto curiosidad en los jasidim. 
¿Cómo un Admur de este tamaño puede emparentarse con gente tan simple?
En medio de tanta emoción alguien recordó un episodio que pasó con el padre del novio cuando era joven. Eran actitudes muy equivocadas. La noticia corrió de boca en boca.
Los jasidim decidieron que era un asunto muy serio y que era mejor avisar al Rebe antes del casamiento. Pero ¿Quién querría anunciar una noticia como esa? 
Al final eligieron a Reb.Hershl de Ostropoli, conocido por su buen humor. Siempre conseguía hacer reír al Rebe.
La víspera de la boda llegó y Reb Hershl entró en la sala del Tzadik y dijo: ¡Mazal tov, mazaltov! ! Lindo shiduj! Hashem se apiade de todos los pecadores en Iom Kipur! 
Rab Baruj captó la indirecta y le exigió a Reb Hershl que que le contara todo: Hace 30 años atrás, se hablaba de pecados muy graves que había hecho el padre de tu jatán hasta el punto que tuvo que huir de la ciudad ....Y sólo volvió mucho más tarde, cuando fue olvidado el incidente.
El Tzadik frunció la frente y centró su mirada en un punto perdido. De repente exclamó: ¡Este es un shiduj del Shamaim! ¡Así que esta es la voluntad de Hashem y la boda se
realizará hoy en buena hora y con mucha simjá!
Después de los sheba Berajot  el Rebe y sus acompañantes subieron al carruaje
y antes de salir de la ciudad le pidió al cochero que pare en la casa de la viuda, Rabanit hatzadeket, esposa del tzadik Rab Wolf Mizitomer, para recibir una bendición.
¡Berujim habaim ​​Beshem Hashem!, exclamó la Rebetzn. ¿A que debo la visita del Gadol Hador?
Preguntó el rabino Baruch: ¿Y usted sabe quién es un Gadol Hador?
Ella respondió: Una vez escuche un tremendo ruido en la calle, me asomé por la ventanay vi un montón de gente gritando, maldiciendo y arrojando barro en un muchacho. Entonces oí la palabra de mi fallecido marido:
¡Que diera si yo fuese
tan tzadik, inocente y puro como este Bajur! ¡
Está siendo avergonzado por un lashon hara y mentira que se extendió en la ciudad! ¡Feliz el que es acusado falsamente y avergonzado en público! ¡Estoy seguro que en el futuro su hijo se casará con la hija del Tzadik de su generación!

La Rebetzn terminó su discurso diciendo para Rabi Baruj: Si usted es el mejután de la boda de hoy, puedo confirmar que es un gadol Hador y se benefició de la berajá de mi difunto esposo.
En la perashá de esta semana Shelaj Leja vemos que los 12 espías hablaron lashon hara de la Tierra y no de personas, reparemos el daño hecho en el mundo, ya que hasta hoy sufrimos por ello.
Bat Israel agradece al kenes Débora bat Gueula el maasé y la foto enviados.