BREAKING NEWS
latest

Podemos reflejarnos en el rostro de otra persona?

Está escrito en la parashát Emor 24:9 que cuando una persona ve un defecto en el otro significa que él mismo tiene ese defecto.
Los sabios dicen: "Ein adam roé ella negaei atzmo". El hombre sólo ve en los otros sus propios defectos.
En el lenguaje popular se dice que el camello no ve su propia joroba.
Por lo tanto la jajamim nos aconsejan: "Primero debes arreglarte a ti mismo y luego tratar de arreglar a los demás"
Doña Flora nos dijo que no se llevaba bien con su vecina, ella la consideraba entrometida, orgullosa, egoísta y fría. Un hermoso (o feo) día, la vecina llamó a su puerta y le gritó mucho.
Para su sorpresa, le dijo: "Vos sos curiosa, mandaparte, helada y centrada en vos misma!"
En otras palabras, cada una pensaba lo mismo de la otra!
En el libro Yeshaiahu 3:10 se comenta que un buen Tzadik dá buenos frutos. 
La Guemará Kiddushin 40 pregunta: ¿Existe un buen Tzadik y un mal Tzadik? Si es tzadik es siempre bueno!
Y responde: "Tov lashamaim vetov laberiot, zehu Tzadik tov".
El que es bueno para el cielo y bueno para los hombres este es un buen tzadik.
"Tov lashamaim verá laberiot" bueno para el cielo y mal para los hombres, este tzadik no es tan bueno.
Rabenu Yosef Jaim de Bagdad, z’’l  pregunta ¿Cómo una persona que está mal con sus semejantes es llamada tzadik, aunque no tan bueno? El Yehoyada  responde que no se refiere a una persona que daña o roba, se refiere a una persona que no vé virtudes en los demás, sino que siempre se centra en los defectos.
Ló dan lecaf zejut, no juzga las acciones de la gente por el lado bueno, por lo tanto, se lo considera Tzadik que no es tan bueno.
Rav Simja Bunim Mipeshisja, Z''L, cuestionó: ¿Porque la persona tiene dos ojos? La respuesta es: uno para mirar las virtudes de los demás y otro para mirar sus propios defectos.
La Guemará Avodá Zarah cuenta de que la fuerza de los ojos está relacionada con
el corazón de la persona. Por lo tanto, cuando hay negatividad en el corazón, los ojos  ven los defectos de los demás y cuando se tiene bondad,  compasión y sensibilidad en el corazón, se ve todo muy bueno alrededor.
Mi suegra (pesada?) vale lo que pesa! Mi marido (mal humorado?), se queja porque necesita de palabras cariñosas! Mi cuñada (celosa?) quiere llamar mi atención!
Mi nuera (malísima) es muy buena para mi hijo! Por lo menos sabe muy bien comprar comidas en el restaurante. Mi amiga (pegajosa?) está siempre cerca de mí y siempre puedo contar con ella! Mi vecina (envidiosa?) valora muy positivamente las cosas que tengo, debo apreciar más lo que Hshem me dio!
La mayoría de las veces todo se puede solucionar con un regalo, un ramo de flores, chocolates, tortas, un buen vino, o simplemente unas palabras agradables.
Y hay que tener cuidado como se trata  a la suegra, ya que nuestros hijos tienden a apoyar a sus mujeres a hacer lo mismo, porque ellos aprendieron de tu propio ejemplo!
Consejo probado con éxito:
Cuando ella te dice algo respondele con respeto. No hables mal de ella a tu esposo o a tus hijos.
Si estás de acuerdo con el consejo, aceptalo. Si no está de acuerdo, trata de no discutir, siempre busca hacer shalom. Es por el bien de todos, recuerda que en pocas horas más seremos juzgados y necesitamos la mayor cantidad de mitzvot para pasar el juicio con bien.
Agradecemos al kenes Débora bat Gueula, la informacion para realizar el presente artículo.
espejo

« PREV
NEXT »