Código 40: Alto a las Quejas

Si tuviéramos un contador de quejas portátil que se encargara de contar cada día cuantas veces nos quejamos, tendríamos un número alto de quejas al finalizar el día. Nos quejamos de regalos que nos dío Hashem, de nuestros hijos, de nuestro trabajo, del clima, de la computadora, de nuestro personal de servicio, etc. (Aconsejamos ver el siguiente video titulado: ¿Dónde está la sal? de Lori Palatnik, que aborda este tema y está publicado en Aish Latino)
  

Hoy cambiemos esas quejas por agradecimientos, si vas a decir mi closet esta hecho un caos, mejor agradece que tienes con que llenarlo, si estás en medio del tráfico agradece que tienes a donde ir, si está muy lenta tu computadora en vez de quejarte agradece tienes una.