BREAKING NEWS
latest

Comentarios de la Perashá: Vaikrá

La Mejor Garantía para el Cumplimiento de la Torá

La primera palabra de esta Perashá es "Vayikrá", y de ahí el nombre de la Perashá que inicia también el tercero de los cinco libros que integran el Jumash (Pentateuco).
La palabra "Vayikrá "significa "Y llamó", refiriéndose a cuando Hashem requirió la presencia de Moshé para comenzar a enseñarle la Torá. Si observamos en el Séfer Torá, notaremos que la letra hebrea "aléf", última de la palabra Vayikrá, está deliberadamente escrita más pequeña que el resto de las letras. A continuación presentaremos uno de los motivos de esta singularidad. N. del R.
Leemos en el Midrash (Libro Sagrado que detalla y comenta los pormenores de lo escrito en la Torá) las palabras de Rabí Yehudá: "Ven y observa cuán queridos son los niños frente al Creador: Cuando salieron los miembros del Sanhedrín (suprema Corte de Justicia Judía) al destierro, la Shejiná (Divinidad) siguió morando en Yerushalayim. En cambio, cuando los niños del Am Israel fueron desterrados, la Shejiná se exilió con ellos.
Se desprende de aquí que la permanencia de la Shejíná en Tierra Santa dependía principalmente de la presencia de los niños que estudiaban Torá en ese lugar. Y por el mérito del aliento de las bocas puras y libres de pecado, la Shejíná moraba en Israel.
Y de acuerdo a esto se entienden las palabras de Hashem cuando dijo: "Y me haré presente ante ti y hablaré contigo (surgiendo Mi voz) desde el Capóret (Cubierta superior del Arón Haedut - Arca Sagrada -), de entre los Kerubím (bustos de ángeles alados) que están sobre el Arón Haedut, acerca de todo lo que te ordenaré, para (que le transmitas a) los Hijos de Israel".
¿Qué forma tenían estos Kerubim? La Guemará (Sucá 5/2) nos indica que tenían cara de niños. Y todo esto es para que sepamos que, por causa de los niños, redujo Hashem la Morada de Su Shejíná para que desde allí imparta la enseñanza de la Torá y sus Mitzvot (Preceptos) a todo el Am Israel.
También, en relación al recibimiento de las Mitzvot de la Torá, se constituyeron los niños del Pueblo de Israel en la base principal.
Está escrito en el Midrash que, en el momento en que Hashem se disponía a encomendar las Mitzvot en el Monte Sinaí, exigió del Pueblo Judío una garantía de que la Torá será cumplida. "¡Nuestros Patriarcas nos avalan!", declare el Am Israel, a lo que Hashem les replicó: "¿Los Patriarcas?
¡Pero si aún están en deuda conmigo! ¡Ojalá se puedan proteger ellos mismos!". Entonces preguntó el Am Israel: "¿Y quiénes son los que no tienen deudas contigo?" Hashem les respondió: "¡Los niños!" Enseguida puso el Pueblo de Israel a sus hijos pequeños como garantes. Se dirigió el Creador a ellos y les preguntó: "¿Ustedes se responsabilizan del cumplimiento de las Mitzvot por parte de vuestros padres?" Contestaron que sí. Y fue cuando Hashem afirmó: "¡Por esto que ustedes manifestaron, Yo les entregaré la Torá al Pueblo de Israel!"
Y todo esto obra como una clara evidencia de que la esencia de la entrega de las Mitzvot está fundamentada en la garantía de los niños que la estudian, de la misma manera que antes hemos visto que la Shejiná se posa sobre Israel, sólo por el mérito de los niños que pronuncian las Sagradas Palabras de Nuestra Torá .
Y por eso aquí, volviendo al tema de la enseñanza de las Mitzvot Hashem llamó por primera vez a Moshé, saliendo Su voz de entre los Kerubim. Y aquella "álef" pequeña de la palabra "Vayikrá", nos quiere dar a entender que es gracias al estudio de la Torá de los más pequeños que la Shejiná llegó desde lo más álgido para posarse en medio del Am Israel. Y por causa de esos pequeños, también gozan los Yehudim de la dicha de que el Eterno les enseñe Sus Leyes.

                                                        (Beer Yosef - Vayikrá)



« PREV
NEXT »