Para leer en la mesa de shabat: Maquinaciones del instinto

Rabí Jaím de Voloshin entró a la Academia de Estudios y encontró a dos discípulos hablando de cosas profanas. Cuando lo vieron, se excusaron, diciendo que trataban de maquinar como vencer al instinto malo y superarlo.
Eso es lo que quiere el instinto malo -que hablen todo el día de cómo superarlo, para no estudiar Torá y eso mismo ya es una gran conquista para él.
Fuente: Anécdotas talmúdicas y de Rabinos Famosos. Dr. Simón Moguilevsky.