Para leer en la mesa de shabat: Hombre rico

Un día, el rabino de  Undía, el rabino de Koznitzse encontró con un hombre rico.  
-¿Qué comes todos los días? -le preguntó el rabino.
-Como muy poco -contestó el hombre-solamente como pan con sal y tomo agua. Con eso me alcanza.-Desde ahora, deberás comer buena carne y tomar buen vinocomo todos los hombres ricos -dijo el rabino.Luego de que el hombre se fuera, los jasidimle preguntaron al rabino por qué le había dichoeso al hombre rico. El rabinorespondió: -El hombre rico debe comer buena carne y tomar buen vinopara comprender que el pobre necesita pan y agua. Cuando un hombre rico come solamente pan, cree que los pobres pueden comer piedras...Extraído de “Ivrit min haatjalá”