BREAKING NEWS
latest

Preparándonos para Purim (10)

Meguilá Esther

1. Aquel que leyó la Meguilá estando somnoliento, si no se quedó dormido por completo cumplió su obligación. Sin embargo aquel que escuchó la Meguilá dormitando no cumplió su obligación, ya que ciertamente hubo palabras que no escuchó. (Shuljan Aruj y Mishna Brura 690,12)
2. Si el lector se equivocó en la lectura de la Meguilá en un error que no cambia la intención de la palabra por ejemplo que leyó "יהודיים en vez de "יהודים" no necesita regresar, sin embargo si se equivocó en un error que cambia la intención de la palabra debe regresar. (Shuljan Aruj y Mishna Brura 690,14)

Comprendiendo la historia

בַּחֹדֶשׁ הָרִאשׁוֹן, הוּא חֹדֶשׁ נִיסָן,- en el primer mes, el mes de Nisán בִּשְׁנַת שְׁתֵּים עֶשְׂרֵה לַמֶּלֶךְ אֲחַשְׁוֵרוֹשׁ,- en el año doceavo del rey Ajashverosh, הִפִּיל פּוּר – tiró un sorteo Hamán echó una especie de juego del destino llamado “pur” הוּא הַגּוֹרָל- este es el sorteo que solía estarלִפְנֵי הָמָן - delante de Hamán, ya que lo utilizaba para determinar las fechas de diferentes cosas que quería hacer, y por medio de ese mismo juego quería determinar la fecha del mes en el cual llevaría a cabo el exterminio de los judíos, y al ser ese día trece de Nisán comenzó el juego desde el catorce en adelante. Se fue desarrollando el juego מִיּוֹם לְיוֹם, - de día a día, hasta que llegó al día treinta y aún no se había señalado el día indicado, siguió con los días del comienzo del mes hasta que llegó al día trece que era el último de los días de este juego del destino, por lo que determinó que ese día sería el de su suerteוּמֵחֹדֶשׁ לְחֹדֶשׁ - y de mes a mes y de la misma manera llevó adelante un juego del destino para decidir el mes en el que llevaría a cabo sus intenciones, comenzó por el mes de Nisán que era el mes en curso, se desarrolló el juego del destino hasta que se alcanzó el último mes, el mes שְׁנֵים עָשָׂר, הוּא חֹדֶשׁ אֲדָר, - doce, el mes de Adar, de manera que el juego del destino determinó que se iban a realizar sus planes el último día y el último mes que se presentaron a su juego. Claramente tendría que haber entendido que era una artimaña de Hashem para darle tiempo prolongado a Israel para anular el decreto en cuestión.
Ahora intentó Hamán actuar con astucia, ya que sabía que si solicitaba de Ajashverosh exterminar un pueblo completo, incluso que sea un pequeño e insignificante pueblo, no iba a estar de acuerdo. Y menos aún le concedería permiso de caer sobre los yehudim ni de hacerles ningún daño, porque eran un pueblo considerado de inteligentes y astutos, por lo cual presentó la situación de forma que se pueda entender de dos maneras.
וַיֹּאמֶר הָמָן לַמֶּלֶךְ אֲחַשְׁוֵרוֹשׁ, יֶשְׁנוֹ עַם אֶחָד, - le dijo Hamán al rey Ajashverosh, hay un pueblo, que es tan bajo y despreciable que incluso nombre propio no tiene,מְפֻזָּר וּמְפֹרָד בֵּין הָעַמִּים בְּכֹל מְדִינוֹת מַלְכוּתֶךָ, - esparcido y separado entre los pueblos de todos los estados de tu reino, quería decir que no solo no tienen un estado especifico donde viven, por lo que están desparramados por los estados sino que incluso en un mismo estado que residen no tienen un barrio o localidad especifica donde se asientan todos juntos sino que viven separados unos de los otros entre los demás pueblos en todos los lugares, por lo que lo único que logran es causar daños al reinadoוְדָתֵיהֶם שֹׁנוֹת מִכָּל עָם, - y sus creencias son diferentes de todo pueblo, porque las creencias del resto de los pueblos se diferencian una de las otras en pequeños detalles pero en términos generales no hay diferencia entre ellas, en cambio las creencias y prácticas de los yehudim son completamente distintas de las prácticas del resto de los pueblos, teniendo diferentes alimentos, ropas y comportamientos hasta que no se parecen en nada a los demás וְאֶת דָּתֵי הַמֶּלֶךְ אֵינָם עֹשִׂים - y no cumplen los dictámenes del rey referentes a temas de dinero e impuestos, y los demás pueblos aprenden de ellos a despreciar el reinado y sus leyes, en contraste a todos estos daños no benefician en nada al reinado, en consecuencia, וְלַמֶּלֶךְ אֵין שֹׁוֶה לְהַנִּיחָם – al rey no le conviene dejarlos.
אִם עַל הַמֶּלֶךְ טוֹב, יִכָּתֵב לְאַבְּדָם, - si al rey le parece bien, que sea escrito hacerlos perder, y con esta expresión provocó Hamán que Ajashverosh entendiera que su intención era el de echar a perder sus comportamientos y prácticas, obligándolos a asimilarse a las prácticas de los demás pueblos, pero nunca imaginó que la verdadera intención de ese malvado era exterminarlos físicamente. Agregó Hamán, que no tema el rey en los gastos que le pueda ocasionar en listar y preparar gran cantidad de hombres a fin de llevar a cabo esta operación al tesoro del reinado, sino que por el contrarioוַעֲשֶׂרֶת אֲלָפִים כִּכַּר כֶּסֶף אֶשְׁקוֹל עַל יְדֵי עֹשֵׂי הַמְּלָאכָה - diez mil piezas de plata serán pesadas por medio de los que harán el trabajo, los que realizaran su labor con mucha felicidad, a tal punto que están dispuestos a pagar al tesoro del rey por el mérito que se les concede de corregir a los equivocados, a sus ojos, re direccionándolos hacia el camino correctoלְהָבִיא - para traer ese dinero אֶל גִּנְזֵי הַמֶּלֶךְ – al tesoro real.
Al robar Hamán, el corazón, el entendimiento, de Ajashverosh convenciéndolo de que se trata de un pueblo insignificante, y que su intención era solo de inclinarlos de su camino erróneo hacia el camino recto del resto de los pueblos, no reflexionó demasiado en el contenido de las cartas que escribió Hamán, porque de ser así inmediatamente hubiese visto que estaba escrito “destruir, matar y echar a perder” y entendería las verdaderas intenciones de Hamán, por ello con simpleza וַיָּסַר הַמֶּלֶךְ אֶת טַבַּעְתּוֹ מֵעַל יָדוֹ, וַיִּתְּנָהּ לְהָמָן בֶּן הַמְּדָתָא הָאֲגָגִי, - se quitó el rey su anillo de su mano, y se lo entregó a Hamán hijo de Hamdatá el Agaguí, quien era צֹרֵר הַיְּהוּדִים, - opresor de los judíos, de esta manera consiguió Hamán caer sobre los yehudim para matarlos. Pero Ajashverosh no odiaba a los yehudim y no era su intención causarles el mal.
Fuera de que no entendió Ajashverosh las verdaderas intenciones de Hamán, por lo que coincidió y autorizó decretar lo que sí entendió (erróneamente) de Hamán no lo hizo por deseo al dinero, sino porque pensaba que era correcto hacer regresar a los equivocados de su error, direccionándolos hacia el camino correcto, por elloוַיֹּאמֶר הַמֶּלֶךְ לְהָמָן, הַכֶּסֶף נָתוּן לָךְ - y le dijo el rey a Hamán, la plata es entregada a ti, y puedes tomar incluso la plata de mi tesoro para este buen fin, וְהָעָם לַעֲשׂוֹת בּוֹ כַּטּוֹב בְּעֵינֶיךָ - y el pueblo (Judío) para hacer con él como parezca bien en tus ojos, conducirlos por el buen camino, de acuerdo a tu entendimiento.
Fuente Shtey Halachot Jaguim
Agradecemos a Periodismo Kosher las fotos cedidas
 
« PREV
NEXT »