Para leer en la mesa de shabat: ¿Dónde estás?

Cuando el Rabí de Lubavitch Shneur Zalman de Liadí, autor de “Tania” estuvo preso debido a una confabulación en su contra.
Vino el jefe de la guardia para una visita de inspección y lo encontró sumido en profundos pensamientos.
Esta persona era ilustrada, conocía la Biblia y comprendió que se hallaba ante un ser superior y entonces le dijo: -Tengo una pregunta respecto a la Torá, ¿Me puede contestar?
 -Por supuesto
 -Explíqueme el sentido del versículo del Génesis: "y llamó el Eterno a Adam y le dijo: ¿Dónde estás? "
 -¿Crees que la Torá es eterna y existe para todos los tiempos y todos los seres humanos?
 -Sí, así lo creo.
Entonces el Rabí le dijo: -"La interpretación de este versículo es que todo el tiempo el Eterno llama al hombre y le dice:” ¿Dónde estás?”, donde estas en el mundo.
Cada uno tiene designados sus días y años, para que cada día y cada año haga el bien con el Eterno y con su prójimo, por lo tanto, fíjate dónde estás en tu mundo, cuántos años han pasado y qué hiciste con ellos.
Tú tienes tantos años (y el Rabí mencionó exactamente los años que el jefe tenía) ¿Qué hiciste en ellos, acaso ayudaste a alguien?...
El militar quedó perplejo, lo tomó de la mano y del hombro y dijo: ¡Bravo! Y después de apreciar otras virtudes maravillosas del Rabí, habló al emperador respecto a la sapiencia y santidad del Rabí y que según él pensaba, todo había sido una maquinación para encarcelarlo. 

Fuente: Anécdotas talmúdicas y de Rabinos Famosos. Rabino Dr. Simón Moguilevsky