CÓDIGO 40: ELKANÁ - EL SECRETO

ARCHIVO PERSONAL:
Título: Esposo de : Pniná y Janá era considerado el más Tzadik en su generación / Descendiente de Koraj
Lugar: Har Efraim

APRENDIZAJE APLICADO EN LA ACTUALIDAD:

Janá, la primera esposa de Elkaná no lograba embarazar, después de 18 años de matrimonio, a diferencia de Pniná; su segunda esposa que ya tenía 10 hijos.
Elkaná, le dice: “Jana, no eres la primer mujer sin hijos en este mundo, si D"os no te los ha mandado, es porque El sabe que eso es lo mejor para ti, te ofrezco compensarte con el mérito de mi estudio de Torá, lo cual equivale a diez hijos”. Con esto Elkaná muestra empatía al sufrimiento de Janá, pero a su vez causa que ella se de cuenta que el vacío hacia la maternidad que siente es solo suyo, y depende de ella hacer algo al respecto. La Tefilá que hizo Janá fueron suplicas al Creador reconociendo que NADIE más que EL podría regalarle la felicidad que tanto deseaba.
Como resultado a estas plegarias tuvo un hijo llamado Shmuel, el profeta del pueblo de Israel en su tiempo.

¿QUÉ PUEDO HACER YO?
Ese es el secreto de la Tefilá. El reconocer que estamos SOLAMENTE en manos de Hshem y que SOLO de El viene la salvación, ese rezo llega grandes niveles. El rezo tiene como objetivo lograr una conexión, un diálogo con nuestro Padre. Lograr sentirlo tan cerca como sea posible. Somos sus hijos, El nos eligió, no hay lugar suficiente que contenga su amor hacia nosotros. Independientemente de cómo actuemos, Su amor es incondicional.
Tratemos que nuestros rezos no sean solo un checklist de cosas que necesitamos, sino que logre ser una experiencia de conexión, decirle como nos sentimos, hablarle de nuestras dificultades, de nuestras inquietudes.

¿SABÍAS QUÉ?
Janá tuvo a 5 hijos más, después de Shmuel.