Tehilim 40: Rencor (Capítulo 6)

"Se avergonzarán y se estremecerán mucho todos mis enemigos; regresarán , se avergonzarán súbitamente (6:11)."
El ser humano tiene la capacidad de guardar en su memoria un resentimiento por varios años. El rey David nos enseña en este capítulo que aunque no hay manera de borrar el pasado, si existe la manera de soltarlo, de no aferrarse a él ni traerlo constantemente al presente.
Es una decisión propia el poder crear de nuevo una relación con la persona con la que tuvimos un conflicto dejando atras el pasado. Borrón y cuenta nueva, borrón a una relación nueva.
Aferrarse a los resentimientos solamente trae consigo amargura, afectando a la salud física, mental y espiritual.


REFERENCIA: David estando enfermo teme que sus enemigos se aprovechen de su debilidad, y le pide a D"s que lo cure, teniendo la certeza que D"s ha escuchado sus plegarias. Este capítulo es dicho como plegaria, por enfermos y por el sufrimiento de los judíos en el exilio. Ese verso lo decimos a diario en el rezo de la mañana y la tard, en Tajanun, ya que contiene un enorme mensaje que debemos repetir varias veces al día para interiorizarlo.