Tehilim 40: La mente (Capítulo 44)

"(Aunque) Todo esto nos vino y no te hemos olvidado ni hemos falseado en tu pacto. (44,18)".
A veces la persona centra su atención en la parte que no le hace feliz o no cumple con su expectativa, puede ignorar toda la parte de su vida de la que puede estar agradecido y solamente caer en la costumbre de queja tras queja.
¿Existe la posibilidad de hacer lo contrario?
La mente humana solo cuenta con una capacidad limitada de datos para enfocar su atención en cada instante, entonces la pregunta hacia uno mismo debe ser ¿Qué decido recordar y que decido olvidar? ¿En que canal decido poner mi mente? La decisión está en uno mismo. Los pensamientos que nosotros mismos creamos son los que se convierten en nuestra realidad. 


REFERENCIA: Este capítulo describe el duelo por tan largo y amargo exilio, la humillación y el sufrimiento que hemos vivido, más aún segumos suplicando la redención.