Para leer en la mesa de shabat: Tres lecciones de Rabí Najman

Rabí Najman de Breslav decía: Para ser un servidor de Hshem hace falta aprender tres lecciones.
La primera lección es: una persona tiene que saber como caminar y como pararse. Cuando rezamos, nosotros nos paramos delante de Hshem. Cuando hacemos mitzvót y buenas acciones, nosotros caminamos en el camino de Hshem. Solo los que saben como pararse, saben también cómo caminar. Y sólo los que saben cómo caminar, saben también cómo pararse.
La segunda lección es: una persona debe saber como caer y cómo levantarse. Y eso es muy difícil. Realmente es muy difícil saber cómo caer y cómo levantarse.
Si vos te caes pero estás lleno de alegría, ¿Qué es lo que sucede?
Hshem te enseña cómo levantarte. También cuando te caes, tienes que estar lleno de alegría. Dile a Hshem: Soberano del Mundo, yo se que Tú me quieres enseñar algo (a través de la caída). Tú me dices: ¡Aprende a caer, aprende a levantarte, aprende a caer, aprende a levantarte …!
La tercera lección es: ¿Qué haces cuando te caes y estás tan quebrantado que ya no puedes levantarte?
¿Qué haces cuando no solamente estás “quebrantado” sino que además estás “destruido”? ¿Qué haces cuando caes y nadie te está sosteniendo la mano? ¿Qué haces cuando te caes y nadie te ayuda a levantarte? ¿Qué haces cuando ya estás en el “final” … y no te puedes levantar?
Mientras tanto, continúa cantando. Mientras tanto, continúa bailando. Mientras tanto, continúa caminando. Mientras tanto continúa parándote. Mientras tanto, continúa amando. Mientras tanto, continúa teniendo esperanzas.
Hasta que de pronto vas a prestar atención y te vas a dar cuenta: que en realidad nunca has caído.
¿Cómo has podido caer, cuando el Uno, Único y Singular te está sosteniendo fuerte todo el tiempo?
¿Acaso no sabes que Hshem está contigo todo el tiempo?
Hshem está contigo todo el tiempo, todo el tiempo. Cuando caminamos, cuando nos paramos y también cuando nos caemos.
Fuente: Cuentos inspiradores por el Rabino Shlomo Carlebaj z”l).