BREAKING NEWS
latest

La solidaridad no se debe olvidar: Una historia verídica

Hoy recibímos en el facebook de Solo Bat Israel, un mensaje que al principio me pareció extraño. Una señora quien pidió que no dijera su nombre, me escribió para contarme lo que le pasó hace unos 17 o 18 años atrás.
"Por razones económicas, recibía ayuda del Beit Jabad del Lazo. Era un ticket para comprar en almacenes casher lo que uno necesitara.
Eran $30, lo que en esa época eran aproximadamente U$S 90, no era mucho pero tampoco poco, era una ayuda a la economía familiar.
Llegaba Pesaj y me habían enviado matzot, vino, jugo de uva y alguna que otra cosa que podría necesitar.
Me acuerdo como si fuera el día de hoy que fuí a La esquina casher, sobre la calle Aranguren y me atendió el Sr. Fabián Jalife (Z"L"). Le pregunté si podía comprar con el vale de $30. Me explicó que no,  pero que tenía un guemaj de pesaj.
Yo no tenía idea de lo que era un guemaj. Me preguntó que tenía que comprar y le dije un trozo de queso y un poco de pimienta de jamaika para hacer mahude.
Me consultó si tenía matza, vino y jugo de uva. Le dije que sí.
Vio que estaba con una criatura y comenzó a separar: chocolate, mermelada, dulce de leche y otras cosas más.
De tener solo lo esencial me encontré con un montón de cosas que ni soñaba tener para pesaj, acostumbrada a preparar con lo mínimo y necesario".
Hasta aquí la historia 
Me pareció importante contar su historia, ya que hay muchos Fabianes en nuestro país, y en todo el mundo.
A veces cuando nos piden ayuda para un guemaj, o para que todas las familias tengan lo necesario para las fiestas, vemos que los mensajes son muchos y nos sentimos mal si no podemos ayudar tanto como quisiéramos, pero debemos pensar que muchas gotas de agua, pueden hacer un lago y hasta un río.
Que lo poco que podamos dar, Hshem nos va a enviar más para que seguimos dando.
Que el dinero no es nuestro, solamente lo administramos. Que Hshem siempre cuida de sus hijos.
Estamos viviendo momentos muy especiales.
Ya no está el Sr. Jalife pero si querés donar, distintas comunidades juntan para distribuir entre los necesitados.
Algunos lugares (aunque hay muchísimos más) Jesed, Jabad, Guemilud Jasadim...
Agradezco a esta mujer que si bien no puedo dar su nombre, se animó a contar su historia para que otros sepan lo que se siente cuando los demás piensan en sus hermanos.
Que todos podamos pasar un bello pesaj y que seamos merecedores de la llegada del Mashiaj.
Amén ve Amén.



« PREV
NEXT »