Código 40: Enojo, Consejos útiles (2)

Recuerda que no puedes controlar las situaciones ajenas a ti, pero si puedes controlar tu actitud ante ellas.

 Desarrolla “Tu Perspectiva”

 Desarrolla un sentido de proporción. Cuando algo esté por hacerte enojar, pregúntate a ti mismo “¿Qué tan importante es esto en mi vida?” Otras preguntas que te ayudarán a tener un sentido de proporción son: -¿Cuál es mi pérdida?” -“¿Por qué lo que pasó, realmente, no es tan malo?” -“¿Cómo veré esto en una semana? ¿Cómo veré esto en un año? ¿En diez años? -“¿Podría ser peor? - “Y la pregunta final: “¿En el esquema general del universo, cuán importante es esto?”

Tu tarea de Hoy:

 La próxima vez que estés por enojarte… Cuestiónate si de verdad vale la pena perder tu paz interior, dañar a alguien o dañarte a ti mismo por eso. Mejor desarrolla tu perspectiva. Imagínate un público. Enfócate en sus buenas cualidades. Espera cinco minutos o ve al espejo. Haz cualquier cosa para no caer en el ENOJO.