Leyes de Purim by Hiljot Jag Bejag (2)

1. La persona debe abandonar el estudio de Torá para escuchar la lectura de la Meguila en congregación, es por ello que si un grupo de hombres tiene una clase fija de Torá en una casa, e incluso son diez y podrían leerla la Meguila ahí con minian, de todas forma deben ir al bet hakneset a escuchar la Meguila para cumplir con el concepto de "Berob am hadarat melej" (Con un pueblo numeroso hay honor al Rey (Hashem)), incluso si la clase fija de Torá que se dictaría debiera ser suspendida. Es más, aquel que tiene un minian fijo en su casa debe ir de todas formas al bet hakneset para escuchar la Meguila en público. (Shuljan Aruj y Mishna Brura 687,2)
2. Pese a lo anterior, los participantes de los batei knesiot pequeños –aunque sean pocos los asistentes-, no necesitan ir a los batei knesiot grandes adonde hay muchas personas para escuchar la Meguila, sino que cada persona puede escuchar la Meguila en el bet hakneset donde acostumbra a rezar. (Mishna Brura y Shaar Hatsiun ahí.
3. Aquel que no leyó la Meguila durante el día hasta que llegó la hora de rezar el rezo de la tarde (minja), debe leer la meguila y después rezar minja. (Kaf Hajaim 627,19).
4 En caso que la puesta de sol esté pronta a ocurrir y la persona no vaya a alcanzar a leer la Meguila y rezar minja, debe primero leer la Meguila y después recuperar la tefila de minja rezando dos veces shmona esre (la amida) en arbit (el rezo de la noche). (Ver ahí) donde acostumbra a rezar. (Mishna Brura y Shaar Hatsiun ahí).
5. La persona puede cumplir con su obligación de “la lectura de la meguila” leyéndola por sí mismo o escuchándola de otro. Para ello el que la lee debe tener la intención de eximirlo de su obligación, y el que la escucha la intención de cumplirla a través de la lectura del otro. Sin embargo hay una excepción: la persona no puede cumplir con su obligación si escucha la Meguila de un menor, es decir, de un niño que todavía no hizo bar mitza, ya que el mismo niño no está obligado a leerla sino solo por jinuj (educación). Hay opiniones halajicas que sostienen que la mujer tampoco puede eximir al hombre de su obligación. (Shuljan Aruj y Mishna Brura 689,2).
6. Una mujer que lee para sí misma o un hombre que lee para mujeres cuando él ya cumplió su obligación, deben bendecir "Baruj ata … lishmoa mikra Meguila" y no como se acostumbra con el término "Al mikra Meguila"(véase Sh.A 689,2 y M.B 692, s.k 11 ). Hay opiniones que sostienen que cuando la mujer lee para sí misma, o cuando un hombre lee para mujeres después de haber cumplido con su obligación, no deberían decir ninguna bendición. (Ben Ish Jai parashat Tetzave y Kaf Hajaim 689,19) donde acostumbra a rezar. (Mishna Brura y Shaar Hatsiun ahí).
Fuente Shtey Halachot Beyom (Dos halajot por día), Hiljot Jag Bejag (Leyes de Purim).

Para recibir por email las dos leyes de lashon hara diaria o hacer consultas escribir a  s.chagim@2halachot.org