BREAKING NEWS
latest

Preparándonos para Purim (4)

Meguilá Esther

1. La persona puede cumplir con su obligación de “la lectura de la meguilá” leyéndola por sí mismo o escuchándola de otro. Para ello el que la lee debe tener la intención de eximirlo de su obligación, y el que la escucha la intención de cumplirla a través de la lectura del otro. Sin embargo hay una excepción: la persona no puede cumplir con su obligación si escucha la Meguilá de un menor, es decir, de un niño que todavía no hizo bar mitza, ya que el mismo niño no está obligado a leerla sino solo por jinuj (educación). Hay opiniones halajicas que sostienen que la mujer tampoco puede eximir al hombre de su obligación. (Shuljan Aruj y Mishna Brura 689,2)
2. Una mujer que lee para sí misma o un hombre que lee para mujeres cuando él ya cumplió su obligación, deben bendecir "Baruj ata … lishmoa mikra Meguilá" y no como se acostumbra con el término "Al mikra Meguilá"(véase Sh.A 689,2 y M.B 692, s.k 11 ). Hay opiniones que sostienen que cuando la mujer lee para sí misma, o cuando un hombre lee para mujeres después de haber cumplido con su obligación, no deberían decir ninguna bendición. (Ben Ish Jai parashat Tetzave y Kaf Hajaim 689,19)

Comprendiendo la historia


A pesar de que Ajashverosh se enojó mucho con Vashti, no quería aplicarle un castigo muy severo, porque su amor a ella tapaba todos sus pecados, por lo que deseaba lograr presentar la situación ante los jueces del reinado de manera tal que la declaren inocente. Es importante saber que existen dos tipos de juicios reales, uno de asuntos entre el rey y uno de sus sirvientes y otro entre dos ciudadanos del reinado. Respecto al primer tipo de juicios los jueces deben saber el tiempo y contexto en el que se cometió la transgresión en contra del rey, ya que quien se atreve a ir en contra del rey cuando este está sentado en el trono del reinado su castigo es mucho más severo, que quien lo hace cuando está en los caminos o en cualquier otro lugar que no sea la silla del trono real.
Siendo así, sabía Ajashverosh que en caso de que se la juzgue a Vashti como una simple mujer que se atrevió a ir en contra del rey en el momento que este estaba sentado en su trono real y peor aún en un momento que sus ministros estaban delante de él, su castigo sería muy severo y la condenarían a la pena de muerte, por ello וַיֹּאמֶר הַמֶּלֶךְ לַחֲכָמִים יֹדְעֵי הָעִתִּים - dijo el rey a los sabios conocedores de los momentos que eran los jueces encargados de los juicios que involucran al rey, que no deben juzgar este asunto, ya que al ser ella la reina y él el rey, es como cualquier asunto de entre un hombre y su mujerכִּי כֵן דְּבַר הַמֶּלֶךְ לִפְנֵי כָּל יֹדְעֵי דָּת וָדִין porque así también es este asunto del rey delante de los conocedores de costumbres y leyes porque este asunto del rey puede ser juzgado por cualquier juez que sabe las leyes y conductas del reinado. De esta manera intentaba disminuir la severidad del castigo que se le aplicaría a Vashti, y más aún al decirles “conductas” les estaba dando una señal marcándoles el camino para declararla inocente y exentarla de todo castigo, intentando declarar que ciertamente su conducta de querer obligar a la reina a ir delante de él para mostrar a los pueblos su belleza fue inapropiada, en contra de la buena conducta y los buenos modales, lo que la autorizaba a negarse a cumplir el pedido del rey, por lo que no hay motivo para castigarla.
Luego de que Ajashverosh dijo que ese juicio no le correspondía ser tratado como asunto real sino como cualquier discusión entre un hombre y su mujer, eligió que lo juzguen estos jueces por unos cuantos motivos: וְהַקָּרֹב אֵלָיו - y los allegados a él por cuanto que ellos eran cercanos a él y sabían lo sucedido con la reina, no quería que se divulgue más lo sucedido, y ellos son כַּרְשְׁנָא, שֵׁתָר, אַדְמָתָא, תַרְשִׁישׁ, מֶרֶס, מַרְסְנָא, מְמוּכָן, שִׁבְעַת שָׂרֵי פָּרַס וּמָדַי, - Karshená, Shetar, Admata, Tarshish, Meres, Marsená, Memuján, los siete ministros de Persia y Medea, y es digno de acuerdo a su jerarquía real que ellos sean los que juzguen, y también porque son los רֹאֵי פְּנֵי הַמֶּלֶךְ - que observan el rostro del rey siempre, y entienden las señales del rey, que les señaló que exenten a Vashti de todo castigo, y ellos sonהַיֹּשְׁבִים רִאשֹׁנָה בַּמַּלְכוּת - los que se sientan primeros en el reino desde hace mucho tiempo, por lo que son expertos en juzgar correctamente.
El asunto que fue acercado delante de los jueces era כְּדָת מַה לַּעֲשׂוֹת - para juzgar que hacer según la buena conducta y los modales, su intención era con esta presentación que según este punto de análisis le estaba permitido a Vashti a negarse a presentarse delante del rey בַּמַּלְכָּה וַשְׁתִּי - a la reina Vashti, en este momento cambió Ajashverosh su actitud y su expresión y consintió que el reinado de Vashti antecedió a su nombre, y que ella heredó el trono real, por ello no debe ser su juicio como el de uno de los esclavos del rey que faltó el respeto al rey, sino como el asunto de un hombre y su mujer, por el hecho de que los dos son dignos de ser reyes por si mismos עַל אֲשֶׁר לֹא עָשְׂתָה אֶת מַאֲמַר הַמֶּלֶךְ אֲחַשְׁוֵרוֹשׁ, - por no haber cumplido la palabra del rey Ajashverosh y también a eso tiene un motivo, el haber sido enviado el decretoבְּיַד הַסָּרִיסִים, - en manos de los sirvientes, lo que no es del honor de la reina, el ser llevada por los sirvientes del rey.
Fuente Shtey Halachot Jaguim.
Agradecemos a Periodismo Kosher la foto cedida.
« PREV
NEXT »