9 de Av El próximo año en Yerushalaim (beli neder)

Hshem, escucha a tus hijos reunidos en tu templo. Hshem están llorando y rezando para que les devuelvas la casa grande de Yerushalaim.
Mira como todos han venido, hasta las mujeres y los ancianos.
Escucha su lamento ¿Por cuanto tiempo más seguirán con esta pena?
Sé que no somos buenos, que tenemos fallas, que cometemos errores, pero deseamos tanto peregrinar hasta el Bet Hamikdash, que si nos dijeras ahora mismo, tomaríamos en brazos a nuestros pequeños, ayudaríamos a los desvalidos y nos iríamos sin pensarlo dos veces.
Por más que esdudiemos no podemos sentir lo mismo que sentía la gente al entregar los corbanot.
¡Que hermosas tonadas tocarían los leviim!
¡Que dulces melodías entonarían con sus instrumentos!
¡Que felicidad, que regocijo, que alegría, el pueblo todo reunido en los patios de tu casa!
¿Cuanto falta para que llegue el mashiaj?¿Cuanto más tendremos que sufrir alejados de nuestra tierra? ¿Hasta cuando escucharemos a las naciones diciendo que ya no somos el pueblo elegido?
Hshem escucha las oraciones de tus hijos que lloran por su casa perdida.
No nos dejes seguir sufriendo. Permítenos volver a nuestra tierra, trae del shamaim el tercero y eterno templo.
Hshem escucha nuestros ruegos, permítenos volver a tener nuestro Bet Hamikdash. Amén ve Amén.