Código 40: Datán y Aviram - Dar la cara

ARCHIVO PERSONAL:
Título: Cuñados / Datan casado con Shlomith, Aviram, hermano de Shlomith / Pertenecen a la tribu de Reubén

APRENDIZAJE APLICADO EN LA ACTUALIDAD:
Si de conflictos de trata, hablemos entonces de Datan y Aviram, este dúo causo un sin fin de revueltas y discusiones, siendo un verdadero dolor de cabeza para Moshé. Dentro de su terquedad, Datan y Aviram deciden quedarse en Egipto mientras los judíos son liberados. No obstante se le unen a Paró cuando este sale a perseguirlos. El pueblo en ese momento se encuentra terminando de cruzar el mar, el cual se cierra hundiendo a Paro y su ejército. En ese momento sucede algo inédito , Hshem Le ordena al mar: ábrete de nuevo por Datan y Aviram.
Remontándonos a la época de esclavitud, vemos que Paró pone a cargo policías para asegurar la cuota diaria de trabajo, estos policías eran nada más ni nada menos que Datan y Aviram, estos fueron ordenados a golpear brutalmente para apurar a los súbditos, evitando así; ellos mismos ser castigados. El problema es que no pueden hacerlo, aún en esas condiciones su corazón no les permite lastimar a sus hermanos, ya que en el fondo sienten que son parte de un mismo pueblo. Para ellos, solamente para ellos, dice D"s, merece el mar separarse.

¿QUÉ PUEDO HACER YO?
La base que define a un judío es la lealtad hacia su hermano, le es imposible desentenderse.
Datan y Aviram fueron rebeldes, herejes, irrespetuosos. Pero para D"s fueron algo más, ellos dieron la cara por sus hermanos, estuvieron dispuestos a recibir torturas por ellos, demostrando así su verdadera esencia.
En ocasiones nos toca “dar la cara” por gente o por familiares, en esos momento es tentador el desentenderse, y voltear hacia otro lado. Requiere de esfuerzo y sacrificio. Pero, no olvidemos que por otro lado podríamos también, ser merecedores de presenciar milagros…D"s está observando.

¿SABÍAS QUÉ?

Datan y Aviram eran vecinos de Koraj (vivían en el lado sur del Mishkán) y participaron en la revuelta contra Moshé, ahí fueron castigados y tragados por la tierra.