Para Leer en la Mesa de Shabat: El niño y el esclavo

Tineius Rufus preguntó a Rabí Akiva: “Si tu D"s ama al pobre, ¿Por qué no lo alimenta?”.
Respondió Rabí Akiva: “Para que seamos salvados del purgatorio (en mérito de la caridad que damos)”.
Y Tineius Rufus le dijo: “Por el contrario: por esto mereces ser castigado.
Te daré una analogía. Esto es como un rey que se enojó con su esclavo y lo encerró en un calabozo, y ordenó que no le fuera dado de comer o beber, y una persona vino y le dio de comer y beber. Cuando el rey se enteró de esto, ¿No se enojó con esa persona? Y ustedes son llamados esclavos, como está escrito (Vaikrá 25:55), "Los hijos de Israel son mis esclavos".
Le dijo Rabí Akiva: “Te daré una analogía. Esto es como el rey que se enojó con su hijo y lo encerró en un calabozo, y ordenó que no le fuera dado de comer o beber, y una persona vino y le dio de comer y beber. Cuando el rey se enteró de esto, ¿No recompensó a esta persona?
“Y nosotros somos los hijos de D"s, como está escrito (Devarim 14:1), "Ustedes son hijos del Señor su D"s".
Fuente Talmud, Bava Batra 10a (Jabad.com).