Para leer en la Mesa de Shabat: Descubrir al ladrón

El sabio Mar Zutra se hospedó en una posada y ese día desapareció una copa de plata del posadero y nadie sabía quien lo hizo.
En un momento dado, Mar Zutra vió como un huésped se lavaba las manos y se secaba en una  prenda que no le pertenecía y que colgaba de la pared.
Entonces exclamó:
-Esta  persona no respeta las cosas ajenas y seguramente es el ladrón de la copa de plata.
Acorralaron pues a dicha persona y finalmente confesó el robo.