Para leer en la mesa de shabat: El niño y el ladrón

Dijo el Maguid al rabino Zusia, su discípulo:
No puedo enseñarte los diez principios del servicio. Pero un niño pequeño y un ladrón pueden instruirte sobre ellos.
Del niño puedes aprender tres cosas:
-Que está contento sin ningún motivo especial.
-Que no está ocioso ni siquiera por un instante.
-Cuando necesita alggo, lo exige vigorosamente.
El ladrón puede enseñarte estas otras cosas:
- Hace su trabajo por la noche.
-Si no termina lo que deber hacer en la primera noche, dedica a ello la ssegunda.
-Arriesgaría su vida por pequeñas ganancias.
-Ama su oficio y no lo cambiaría por ningún otro.
"De todo lo que vemos o escuchamos debemos sacar enseñanza"
Fuente: Revista Guesharim.